viernes, 14 de julio de 2017

Rafael El Gallo- 14 de julio

El 14 de Julio es conocido mundialmente por la toma de la Bastilla pero en el mundo taurino en esta fecha se recuerda un hecho acaecido en al Real Maestranza de Caballería de Sevilla y como protagonista Rafael Gómez Ortega " El Gallo".

Pero quién era este novillero  madrileño pero luego afincado en Sevilla,  que años después sería  apodado “El Divino Calvo”, hijo mayor del notable matador de toros Fernando Gómez Gallo, y hermano de Fernando y del gran Joselito. Cuñado de Ignacio Sánchez Mejías. Inventor del “Par al trapecio”: consistía en llevar los garapullos cruzados y juntos, a modo de las barras de un trapecio. Famosos por sus largas cordobesas, la afarolada de su propia creación, las reboleras, las serpentinas, sus verónicas y navarras…
Los hechos ocurren un 14 de julio de 1901 actuando en campañía de Manuel Díaz "Agualimpia" y con ganado de Concha y Sierra. En su segundo novillo desde el pincipio Rafael no se acopló al de Concha y Sierra teniendo una desastrosa actuación culminada con los los tres avisos y los cabestros en el ruedo. Tal enfado tenia el novillero que sin consultar a nadie salió desde el callejón y por detrás le dió muerte al novillo. El presidente le impuso una multa de 250 pesetas, y ordenó, terminado el espectáculo, que le llevaran detenido a la cárcel. La noticia levantó tal expectación, que hubo empresarios que por la noche fueron a contratarle en este inhóspito lugar.   Su Bastilla particular a la larga fue beneficiosa  por los contratos que le salieron, aunque su actitud no sirva de  buen ejemplo a los jovenes.
Personaje singular, el periodista Nestór Luján escribía de él lo siguiente:  “El hombre más mitológico y lunático que ha dado el toreo. Y, a la vez, el más artista, más fecundo, más personal y lleno de una maestría inédita, con un instinto de genial artista; el hombre que ha llegado a la gracia del gesto más espontánea, más natural y a la vez más inspirada que se conoce”.
Autor de la famosa frase que resumen su filosofía taurina: “Las broncas se las lleva el viento, y las cornadas se las queda uno”. 
 Falleció en Sevilla el 25 de mayo de 1960, y sus restos descansan junto a su hermano, en el mausoleo diseñado por Mariano Benlliure en el cementerio de San Fernando. 

Alvaro Domecq,Rafael y Belmonte

No hay comentarios:

Publicar un comentario